English   |     Deutsch   |     Português   

El milagro de la Luz

Sergio Bergman
Las distintas celebraciones religiosas, lejos de oponerse, pueden enriquecerse mutuamente. Januka y Navidad nos hablan del milagro de la luz, y nos comprometen a traer más luz a nuestro mundo.


milagro-luz-bergman

Este año, la Nochebuena que anuncia la buena nueva del nacimiento del niño Jesús, coincide con el encendido de la primera vela de nuestra festividad de Jánuca.

¡Ambas celebraciones anuncian el milagro de La Luz!

La Navidad es la luz de la redención humana encarnada en el hijo del mismo Di-s a través del Espíritu Santo, que naciendo como judío y ejerciendo su magisterio como Rabino fue anunciado como Mesías al haber transitado su vida, pasión, muerte y resurrección, transmutó en Cristo para ser piedra angular de la cristiandad y su mensaje universal.

La luz de Jánuca anuncia el milagro de la luz del sagrado Templo de Jerusalem dedicada en su purificación al ser reinaugurado por los macabeos cuando fue recuperado de manos profanas seléucidas; y desde entonces, el aceite cuidado por los sacerdotes es encendido con luces festivas durante ocho días sucesivos anunciando en el valor de la luz, de lo sagrado, de lo humano como copartícipe de la construcción terrenal del reino celestial como servidores consagrados al plan misterio del Gran Arquitecto de quien emana la luz eterna.

Queridos hermanos, que Jesús, nuestro Rabino común, vuelva a nacer con su mensaje de amor al prójimo en servicio; y que Jánuca, la misma festividad que él celebrara, nos llame como hermanos en la tradición judeocristiana a traer más luz a nuestro mundo, alimentando a quienes tienen hambre de pan y de justicia en una Tierra prometida que nos compromete a redimir en el espíritu de estos días de festividades compartidas.

¡Jánuca Sameaj!
¡Feliz Navidad!
¡Próspero año nuevo!

Sergio Bergman


También te puede interesar:


Dejar un comentario