English   |     Deutsch   |     Português   

Invictus

“Soy el dueño de mi propio destino, soy el capitán de mi alma”. Así termina el poema de William Ernest Henley “Invictus”, que acompañó e inspiró a Nelson Mandela durante las casi tres décadas que pasó en prisión. Palabras que nos recuerdan que las circunstancias adversas pueden condicionarnos, pero está en nosotros el dejarnos vencer por esas circunstancias o sobreponernos a ellas.

NelsonMandela
Nelson Mandela en la prisión de Robben Island

“Invictus” (invicto, no vencido), es un poema del poeta inglés William Ernest Henley (1849–1903). Henley escribió estos versos en 1875 durante su convalecencia luego de que se le amputara una pierna a causa de complicaciones derivadas de la tuberculosis. Se dice que durante su encarcelamiento en Robben Island, Nelson Mandela conservaba este poema escrito en un trozo de papel y lo recitaba a sus compañeros de prisión para infundirles valor. Que estas palabras nos infundan valor también a nosotros, especialmente en momentos de desaliento… recordando que podemos estar agradecidos aún en momentos difíciles, pues esos momentos encierran bienes muchas veces insospechados. Ofrecemos el texto original en inglés y nuestra versión en español.

  • Out of the night that covers me,
    Black as the pit from pole to pole,
    I thank whatever gods may be
    For my unconquerable soul.
    In the fell clutch of circumstance
    I have not winced nor cried aloud.
    Under the bludgeoning of chance
    My head is bloody, but unbowed.
    Beyond this place of wrath and tears
    Looms but the Horror of the shade,
    And yet the menace of the years
    Finds and shall find me unafraid.
    It matters not how strait the gate,
    How charged with punishments the scroll,
    I am the master of my fate:
    I am the captain of my soul.

  • Desde el fondo de la noche que me cubre,
    negra como un abismo insondable,
    doy gracias a cualquiera de los dioses
    por tener un alma inconquistable.
    Atrapado en las peores circunstancias
    no he gemido ni gritado mi desdicha.
    Sometido a los golpes del destino
    mi cabeza está sangrante, pero erguida.
    Más allá de este lugar de ira y llanto
    se levanta la sombra del horror.
    Aún así, el paso de los años
    me encuentra, y me encontrará, sin temor.
    No me importa cuán estrecha sea la puerta,
    ni cuán larga la lista de amenazas.
    Soy el dueño de mi propio destino,
    soy el capitán de mi alma.

El poema Invictus dio su nombre también a una película dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damon, que presenta los hechos antes y durante la Copa Mundial de Rugby de 1995, organizada en Sudáfrica luego de la caída del apartheid gracias a la acción de Nelson Mandela. Freeman encarna al presidente Mandela y Damon al capitán de los Springboks, Francois Pienaar. La película fue lanzada en 2009. Ofrecemos aquí el tráiler subtitulado al español.



  • responder Clemencia ,

    Gracias porque en la historia de la Humanidad hay Luces de esta magnitud. Y al
    Poeta por mitigar el dolor y generar el coraje.

    Dejar un comentario