English   |     Deutsch   |     Português   

Oda a la Tierra

Virginia Gawel
Siguiendo la tradición de los pueblos originarios de América, cada 1 de agosto se celebra el día de la Pachamama, la Madre Tierra. Virginia Gawel nos invita a restaurar nuestros lazos más profundos.


Cuando aún no era humana, aún transparente,
aún sin encarnar, designé en ti mi cuna:
ay, Tierra, volvería a elegirte en el Cosmos:
a acertar renacerme en tu limo sedoso,
a acunarme en tu verde y florido regazo,
a sorbrerte la savia frutal de tus senos.
Quiero, Tierra, enmendar tus abiertas heridas,
cicatrizar los cráteres de los bombardeos,
vaciarte tanta tumba de inútiles muertos,
echar a los que horadan tus hondas entrañas.
Tierra: aquí somos muchos llorando tus ríos,
alentando la vida de tus animales,
plantando cuanto árbol pueda dar sombra al bosque.
Somos muchos diciéndole NO a los que esquilman
tus sagradas montañas, tus dignísimos cielos,
tus selvas palpitantes, tus lagos, tus desiertos…
Somos muchos: no llores. Nosotros lloraremos
hasta que el mar absorba tanta lágrima nuestra,
hasta que la avaricia no tenga más progenie,
y los nuevos que nazcan reverencien tu vientre.
Somos muchos: lo sé. Somos muchos y vamos
a cantar la canción que resucite al mirlo
extinto por la mano del que cantar no sabe.
Somos muchos: lo sé. Somos muchos y vamos
a entregarte la vida para que no te mueras.
Virginia Gawel

También te puede interesar:

Somos tierra que anda

Cada uno de nosotros necesita tomar responsabilidad acerca de la tierra, y ejercer actitudes de cuidado, todos los días.


La naturaleza y la intuición poética

El sentido poético es el que descubre aquello que escapa a la razón: descubre nuestras raíces en la Tierra y en el propio corazón.


La naturaleza, nuestro viejo hogar

“Hemos nacido de este vientre, y en él viviremos hasta nuestro último aliento. Que la historia que nos une sea de amor”.


  • responder Marta ,

    Necesitamos despertar un sentimiento de amor y cuidado hacia nuestra Tierra, con respeto hacia los animales y las plantas, cuidandola como hicieron nurstros ancestros.

    Dejar un comentario