English   |     Deutsch   |     Português   

Plegaria

Fabiana Fondevila
¿Qué deseamos para el año que comienza? La autora expresa los anhelos más profundos del ser humano en esta invocación. Plegaria que todos podemos hacer nuestra.


Que podamos ser fieles a la alegría del cuerpo, cuya forma es el abrazo.
Que podamos dar cobijo, amparo, sustento. Palabra, caricia, reparo.
Que podamos albergar el miedo, la tristeza, el enojo, esos hijos huérfanos en busca de abrigo.
Que podamos celebrar a los que no están, porque ya nada puede quitárnoslos.
Que podamos decirnos lo indispensables que somos, unos para otros. Y como -aun sin tenernos-, nos tenemos.
Que podamos soltar lo que no pudimos, y ver la ternura en los intentos.
Que podamos perdonar y perdonarnos, como quien suelta una piedra a un río brioso, que fluye de todos modos.
Que podamos reconocer el amor que somos, aunque no lo sepamos y apenas lo expresemos.
Que podamos ver ese amor multiplicado en el gran prisma de corazones (los más cercanos, los más lejanos).
Que podamos vivir en el asombro, ya que sobran las razones:
porque el sol, porque la luna, porque nosotros.
Inmensos, minúsculos: uno.
Fabiana Fondevila

También te puede interesar:

Balance del año

¿Cómo fue este año que termina? “Mi percepción, a medida que envejezco, es que no hay años malos”, dice Mamerto Menapace, monje benedictino.


Saber despedir, saber bienvenir

El año nuevo es ocasión para soltar aquello que debemos soltar, así como también parar recibir lo que la vida nos depara.


Más que propósitos, revelaciones

En vez de hacer propósitos para el año entrante… ¿por qué no enfocarnos, no tanto en lo que nos falta, sino en lo que ya tenemos, y así dejar que la gratitud nos guíe?


Dejar un comentario