English   |     Deutsch   |     Português   

Uniendo partes – Segundo encuentro

Ofrecemos la segunda parte del taller “Uniendo partes – para descubrir lo extraordinario en lo ordinario”, a cargo de Patricio Grehan, quien nos dice: “Te invito nuevamente a conectarte con esta contemplación, tanto de la luz como de la noche, para que nada de lo vivido quede fuera de la celebración de este año que finaliza”.


La primera parte de este taller se brindó de manera presencial el pasado jueves 27 de noviembre. Los talleres restantes (el que presentamos ahora más otros dos a publicarse) están pensados para hacerse de manera individual, en casa u otro ambiente propicio. Puedes repasar lo visto en el primer taller haciendo click aquí.

carta

Espero hayamos vivido intensamente estos días, con su luminosidad y su propia oscuridad. Para recordar donde estábamos, una pequeña ayuda memoria del encuentro anterior…

Primer paso: Reconocer la cosecha de la temporada

El primer paso del método te invita a hacer a un rato de silencio para rebobinar los tres o cuatro meses anteriores, preguntándote:

¿En qué estuve este último tiempo?
¿Qué fue lo más importante que viví?
¿Cuáles han sido las experiencias más significativas que he vivido?

Es importante no clasificarlas previamente para ordenar estas experiencias. Se trata de dejar que afloren espontáneamente a la conciencia, tal como han quedado registradas. No es necesario rememorar con todo detalle lo vivido, basta hacer un recuento general.

El paso que quiero invitarte a dar ahora es el siguiente…

Contemplar el cenit

Después de haber hecho memoria de lo vivido durante el año, te invito a detener la mirada en todas aquellas experiencias que en este tiempo, te han hecho sentir en el cenit. Reconoce y recuerda todas las cosas buenas que te sucedieron. Queremos volver a conectarnos con las experiencias gozosas, grandes o pequeñas, sin importar el ámbito del que se trate.

Date tiempo. No hay apuro. Es para hacerlo en distintos momentos. Recién cuando lo termines, vamos al siguiente paso…

Contemplar el nadir

Te invito ahora a detener la mirada en todo aquello que ha representado el polo de nadir, lo que ha estado en crisis, las frustraciones y fracasos, las tristezas y las pérdidas, grandes o pequeñas que experimentaste este año.

Date tiempo!!

Nota: si estuviste en el taller presencial, te invito nuevamente a conectarte con esta contemplación, tanto de la luz como de la noche, para que nada de lo vivido quede fuera de la celebración de este año que finaliza!

 

Dejar un comentario