Hugo Mujica

A cada instante es el juicio

hugo-100x78Estamos acostumbrados a representaciones apocalípticas del Juicio Final. Sin embargo, el juicio se da a cada instante: “Un vaso de agua, una palabra de consuelo, una visita de solidaridad, un abrazo de ternura… cada acto, cada omisión es ya el juicio, el que juicio que cada vida es, el que la muerte lo hará final”.

Continuar leyendo

Amor y temor

hugo-100x78El temor es lo opuesto al amor: “Cuando Dios nos llama a amar, a salir de nuestro propio encierro, nos regala espacio y anchura, nos desata los lazos con que el miedo nos amarra, nos está salvando del miedo que realiza lo que todo miedo realiza: la división entre lo mío y lo del otro, entre el yo y el tú”.

Continuar leyendo

Dar al César y a Dios

hugo-100x78La aparente contradicción entre dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios se supera si miramos a nuestra condición humana: somos materia y espíritu, cuerpo y alma. “Cada ser humano, cada indigente y necesitado, es el lugar donde debemos dar a Dios lo que es de Dios”.

Continuar leyendo

Los dos banquetes

hugo-100x78En el banquete divino se sientan quienes son excluidos del banquete de la abundancia de este mundo. “Cada uno se incluye o excluye a sí mismo del reino de Dios: Se incluye en la medida en que incluye a los otros; come en la mesa del banquete en la medida en que da de comer”.

Continuar leyendo

Poseer fecundando, fecundar entregando

hugo-100x78Hugo Mujica nos llama a preguntarnos acerca de cómo nos relacionamos con las cosas y las personas. ¿Poseemos algo para aferrarnos a ello, o lo cuidamos, lo hacemos crecer, lo entregamos? “Hay una sola manera de tener: el entregar. Producir frutos, madurar, como madura un árbol sus frutos: para entregarlos, para trascenderse en esa entrega”.

Continuar leyendo

Reconocer nuestra dependencia

hugo-100x78La autofirmación lleva necesariamente a la autosuficiencia. El evangelio de hoy nos invita a reconocer nuestra indigencia para así sabernos necesitados de Dios y de los demás: “Depender, en su última dimensión, es simple y radicalmente saberse y aceptarse finitud, es saber que no somos la fuente de nuestra propia vida sino simplemente su manar”.

Continuar leyendo

Generosidad en abundancia

hugo-100x78Un pasaje del Evangelio que puede resultarnos difícil de aceptar si estamos acostumbrados a nuestros cálculos humanos: “El escándalo aquí no es la ausencia de justicia; es la abundancia de generosidad… la diferencia entre un Dios que regala y un hombre que calcula; entre el contrato y la solidaridad, entre el pago y el don”.

Continuar leyendo

El abrazo de la cruz

hugo-100x78El triunfo de la cruz no consiste en la propia realización (ni aun tratándose de la propia realización espiritual), sino en el olvido de sí para abrazar el dolor de los demás. “Jesús nos da la oportunidad de amar, de ir más allá de nosotros mismos, ir hasta el final de nuestros límites, dar el salto del sacrificio, el abrazo de la cruz”.

Continuar leyendo

Una comunidad de perdón

hugo-100x78Estamos llamados a formar una comunidad de perdón: “El perdón, antes de ser una palabra, un gesto, es un continente: es una comunidad. Una comunidad que nos extiende su mano, no una comunidad que nos señala con el dedo; una comunidad donde sentimos, donde nos hacen sentir, que no somos acusados sino invitados al perdón”.

Continuar leyendo

Depender de quien me necesita

hugo-100x78Hermosa reflexión acerca del seguimiento. Seguir a Cristo es seguir a otro, particularmente a otro necesitado. “Si existir biológicamente es depender de la vida de Dios, existir cristianamente es depender de quien me necesita. La necesidad del otro es mi tesoro, es el lugar donde debe estar mi corazón, es mi verdad frente a Dios”.

Continuar leyendo