Compartimos aquí las reflexiones de Hugo Mujica sobre el evangelio dominical.

 

Vida que no se detiene

Vida que no se detiene

“El seguimiento es la mayor gracia que se nos ofrece, la de un camino que es horizonte, que no termina, que se abre en cada paso, más allá de cualquier aquí”.
Leer más
Alimento y celebración

Alimento y celebración

Celebramos la presencia divina en el pan, “que nos reúne en la medida en que cada uno se acerca y abre a los otros, en la medida en que cada pan que partimos lo repartimos también con los demás”.
Leer más
A imagen de la Trinidad

A imagen de la Trinidad

El hombre recibe recibe el Ser, se abre al mundo, y entra en comunión con los demás seres. Así, el ser humano es imagen de la Trinidad, “revelación del hombre, de lo que cada uno de nosotros está llamado a ser”.
Leer más
Aliento de Vida

Aliento de Vida

“El Espíritu Santo es la posibilidad de que Dios siga siendo para nosotros vida y no memoria, esperanza y no nostalgia, sorpresa y no costumbre, acontecimiento y no repetición”.
Leer más
La esperanza más humana

La esperanza más humana

La ascensión simboliza el cumplimiento de los deseos más profundos del hombre: “Nuestra corporeidad, la historia hecha huellas en nuestro rostro, la vida cargada en nuestras espaldas, todo eso entrará en el cielo”.
Leer más
Palabra y silencio

Palabra y silencio

La palabra divina se escucha en el silencio, haciéndose vida cuando la trasmitimos a los demás, especialmente a aquellos que, por no tener voz propia, viven en el siencio.
Leer más
Amar nos libera

Amar nos libera

Amar nos libera porque nos saca del encerrarnos en nosotros mismos. Tememos amar por temor a ser heridos; sin embargo, mayor herida es la soledad de quien no se arriesga a amar.
Leer más
Noche y amanecer

Noche y amanecer

La noche del volver atrás, del cansancio, de la falta de entrega y el amanecer del amor: “Aún sin creer, todo hombre sabe que sólo el amor es digno de fe, que sólo el amor encarnado es ya vida, nacimiento y resurrección”.
Leer más
El destino de nuestras heridas

El destino de nuestras heridas

Dios se muestra herido para recordarnos el destino de nuestras heridas, y para que lo descubramos al tocar con nuestras manos las heridas del prójimo.
Leer más
Nuestras opciones

Nuestras opciones

“Cada uno somos la suma de opciones que asumimos o descartamos ante la invitación de la vida… las opciones que fueron labrando un destino tan original como irrepetible: el de nuestra identidad”.
Leer más
Nostalgia y temor

Nostalgia y temor

Los valores que nos hacen plenamente humanos suscitan en nosotros un deseo y a la vez un rechazo: añoramos el bien, pero tememos lo que implica alcanzarlo.
Leer más
Palabra y plenitud

Palabra y plenitud

Si la palabra ilumina el sentido a las cosas, la Palabra divina ilumina el sentido de la vida: llama a la plenitud, al don de sí.
Leer más