Blog

Empieza cerca

Consejos del poeta David Whyte para todo comienzo: «Empieza cerca. No des el segundo paso ni el tercero. Empieza ahora mismo. Da un pequeño paso que puedas llamar tuyo».


Empieza cerca.
No des el segundo paso
ni el tercero.
Comienza por la primera
cosa
cercana,
por el paso
que no quieres dar.

Empieza por
el terreno
que conoces,
el pálido terreno
debajo de tus pies,
tu propia manera
de empezar
la conversación.

Empieza por tu propia
pregunta.
Deja de lado las preguntas
de otros.
No permitas
que ahoguen
algo tan simple.

Para escuchar
la voz del otro
sigue
tu propia voz,
y espera hasta
que esa voz
se convierta en
un oído íntimo,
personal,
que pueda
realmente escuchar
al otro.

Empieza ahora mismo.
Da un pequeño paso
que puedas llamar tuyo.
No te dejes llevar
por las hazañas de otros.
Sé humilde
y centrado,
empieza cerca,
no confundas
lo ajeno
con lo tuyo.

Empieza cerca.
No des el segundo paso
ni el tercero.
Comienza por la primera
cosa
cercana,
por el paso
que no quieres dar.


La siguiente anécdota de un encuentro entre David Whyte y el hermano David Steindl-Rast muestra lo que bien pudo haber motivado al poeta este «comenzar cerca»:

Cuando en la vida llegamos a un punto en que no sabemos cómo seguir, a menudo pienso que tenemos que buscar dos clases de ayuda. Una ayuda es visible; la otra es un auxilio invisible que nos guíe en nuestro camino.

Recuerdo que cuando estaba justo a punto de anunciar al mundo que iba a dedicarme de lleno a la poesía (algo por lo cual uno no recibe mucho elogio ni confirmación) había tenido un muy mal día en el trabajo, pero afortunadamente volvía a casa para pasar la tarde con el hermano David Steindl-Rast. Lo que solíamos hacer era buscar un libro de Rilke, el gran poeta alemán (en su versión original en alemán y en traducciones al inglés) y una botella de vino tinto. Yo estaba muy estresado debido al día que había tenido, y me sentía como en un callejón sin salida. Entonces le dije al hermano David, a modo de Khalil Gibran, “hábleme del agotamiento”. Él dejó su copa por un momento y me miró para ver si hablaba en serio, y se dio cuenta de que yo estaba totalmente exhausto.

Entonces (y es aquí donde vino esa ayuda invisible) me dijo la cosa más maravillosa: “David, debes saber que el antídoto para el agotamiento no es necesariamente el descanso”. A lo que dije, “si el antídoto para el agotamiento no es necesariamente el descanso, entonces ¿cuál es?” El hermano respondió: “El antídoto para el agotamiento es la sinceridad. Este es el punto en que tienes que entregarte sinceramente a tu pasión, a tu futura vocación, y arriesgarte en ese mundo con todo el corazón”.

Agradezco al hermano David por esa ayuda invisible, y por su habilidad para hablar con valentía acerca del futuro.

David Whyte


David Whyte creció entre los cerros y valles de Yorkshire, Inglaterra. Actualmente tiene su hogar en la costa noroeste del Pacífico, en los Estados Unidos. Autor de ocho libros de poesía y cuatro libros de prosa, David Whyte se graduó en zoología marina y ha viajado extensamente, trabajando como guía en las islas Galápagos y dirigiendo expediciones de historia natural y antropología en los Andes, el Amazonas y el Himalaya. Whyte vuelca toda esta rica experiencia en su poesía, conferencias y talleres.

Puedes visitar su página web (en inglés) aquí: davidwhyte.com


Te invitamos a compartir tus reflexiones: