Blog

¡Feliz Nacimiento!

La Navidad es ocasión para renovar nuestras esperanzas en un renacer, en un nuevo nacimiento, en la victoria de la luz sobre la oscuridad.


En la antigua Roma, a fines de diciembre se celebraba la fiesta del Sol Invictus, el sol invencible, en alusión al solsticio de invierno, a partir del cual los días comenzaban a hacerse más largos y las noches más cortas. Era la celebración del nacimiento de la luz que vence a la oscuridad.

Una vez aceptado en el imperio romano como religión oficial, el cristianismo tomó esa fecha para la celebración de la Navidad, como una forma de indicar que Jesús es el «Sol que nace de lo alto» (como se lo llama en las sagradas escrituras), que vence la oscuridad del mal.

Sea que lo celebremos dentro de los ritos de una religión en particular o no, todos necesitamos creer que podemos renacer, que podemos volver a empezar, que podemos ver una luz al final del túnel… Parafraseando a Camus, todos podemos decir «en la oscuridad más cruda aprendí que dentro mío llevo un Sol invencible».

¡Feliz Navidad! ¡Feliz Nacimiento!

El equipo de Vivir Agradecidos


Te invitamos a compartir tus reflexiones: