La mente crea el abismo, y el corazón lo cruza.

Sri Nisargadatta