Solo el amor puede arrebatarle territorios a la muerte.

—Gonzalo Márquez Cristo