Blog

Nuestro verdadero Ser

Según Joseph Campbell, en momentos de crisis aflora nuestro verdadero Ser, que compartimos con todos los seres, y que nos mueve a la solidaridad.


Joseph-Campbell

Joseph Campbell

En su libro “El poder del mito”, el mitólogo Joseph Campbell narra la anécdota de un acto heroico, y citando al filósofo Schopenhauer explica que en momentos de crisis vislumbramos que somos un solo ser, que no hay separación entre el “yo” y “el otro”.

¿Podremos hacer esta visión una realidad en la vida cotidiana?


Hay un espléndido ensayo de Schopenhauer en el que se pregunta: ¿Cómo es posible que el ser humano pueda participar tanto en los peligros o dolores del prójimo que llegue a sacrificar su vida por el otro sin pensar, espontáneamente? ¿Cómo es posible que de pronto se disuelva lo que consideramos la primera ley de la naturaleza, que es el instinto de conservación?

Hace cuatro o cinco años se produjo en Hawaii un hecho extraordinario que ejemplifica este problema. Hay allí un lugar llamado Pali, donde los vientos provenientes del norte pasan por un gran desfiladero entre las montañas. A la gente le gusta ir allí a sentir el viento en el pelo, y a veces… a suicidarse.

Cierto día, dos policías iban conduciendo por la carretera de Pali cuando vieron, del otro lado de la baranda que evita que los coches caigan por la montaña, a un joven a punto de saltar al precipicio. El coche de policía se detuvo, y el policía que estaba a la derecha saltó para agarrar al joven, pero lo atrapó justo en el momento en que el joven saltaba, por lo que fue arrastrado hacia abajo, y ambos habrían caído por el precipicio si no hubiera llegado a tiempo el segundo policía, que pudo sujetarlos a los dos.

¿Comprendes lo que le sucedió de pronto a ese policía, dispuesto a dar la vida por un desconocido? En ese momento, todo lo demás en su vida había se había desvanecido: sus deberes para con su familia, su trabajo, su propia vida; todos sus deseos y esperanzas simplemente habían desaparecido. Estaba dispuesto a morir. Tiempo después, un periodista le preguntó, “¿Por qué no dejó que ese joven saltara? Podría haber muerto usted mismo”. Y su respuesta fue: “No podía. Si lo hubiera dejado saltar, no podría haber vivido un solo día más de mi vida»”.

Nuestra verdadera identidad radica en nuestra unidad con toda la vida. Esta es una verdad metafísica que puede ser vislumbrada espontáneamente en momentos de crisis.

¿Por qué lo hizo?

La respuesta de Schopenhauer es que tal crisis psicológica representa la aparición de una conciencia metafísica, que te dice que tú y el otro son uno, que ambos son dos aspectos de una única vida, y que la aparente separación entre ambos no es sino consecuencia del modo en que experimentamos las formas bajo las condiciones espacio-tiempo. Nuestra verdadera identidad radica en nuestra unidad con toda la vida. Esta es una verdad metafísica que puede ser vislumbrada espontáneamente en momentos de crisis. Se trata, según Schopenhauer, de la verdad más profunda de nuestra realidad.

El héroe es el que ha consagrado su vida a una especie de comprensión de esta verdad. El concepto de amar al prójimo tiene por finalidad conectarte con este hecho profundo. Y cuando esa comprensión se apodera de ti, puedes arriesgar tu vida. El policía hawaiano no sabía quién era ese joven por el que se sacrificaba. Schopenhauer dice que, en menor escala, esta conciencia aparece todos los días, todo el tiempo, moviendo la vida en el mundo, haciendo que la gente realice actos altruistas por los demás.

Joseph Campbell, “EL poder del mito”.


También te puede interesar:

El ego y nuestro verdadero Ser

El temor nace de nuestro ego, del olvido de que compartimos un único Ser con los demás.


Yo y tú

Martin Buber nos invita a una plena comunión, en la que el otro es un verdadero Tú.


Reflexiones:

  1. REPLY
    Mónica dice:

    Sin embargo, en un curso para adultos mayores, hace dos días, pedí inscribirme porque me invitaron y me interesaba, era por la plataforma ZOOM.
    Pedí el ID y la contraseña dado que no soy novata en esto y la sicóloga que lo dicta pide que de mis datos a otra persona con la cual no tengo relación. Nunca hago eso y ella sabe la difícil situación en que vivo por la gravedad de mi esposo. Cerrando, me dijo que es su método y que ella es la “profesora” o lo aceptaba o adiós. Fue adiós, por supuesto y eso no sólo me demuestra sus dificultades para manejarse en internet y su acepción de personas, sino también su gran falta de empatía con quien hace ya cinco años que concurre a sus charlas semanales
    En épocas de crisis salta la peor miseria o la mayor bondad y altruismo en los seres humanos. No siempre es amor.

  2. REPLY
    Elsa Viviana dice:

    La felicidad que invade el Alma, por brindar al otro,lo que esta necesitando en un difícil momento de su vida,es el precio más grande que puedes obtener …..

Te invitamos a compartir tus reflexiones: