Quiénes somos | Artículos | Actividades

Para reflexionar con la Madre Teresa

Ante unas 100.000 personas provenientes de todo el mundo, el Papa Francisco proclamó hoy santa a la Madre Teresa de Calcuta (1910-1997), una de las figuras cristianas más reconocidas del siglo pasado, auténtico ícono de la caridad. Compartimos frases y pensamientos de la Madre Teresa, para reflexionar y compartir.


Frases

  • La vida es demasiado preciosa, no la destruyamos.

  • La soledad es la peor enfermedad del mundo moderno.

  • El amor es un fruto que madura en cualquier época del año y que está al alcance de todos.

  • Algunas personas llegan a nuestra vida como una bendición; otras, como una lección.

  • Si queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestra familia.

  • Las palabras amables pueden ser cortas, pero resuenan para siempre.

  • Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo arrojar una piedra al agua que forme muchas ondas.

  • Nunca llegaremos a comprender todo el bien que puede hacer una simple sonrisa.

  • Prefiero cometer errores actuando con bondad y compasión, que hacer milagros actuando con antipatía y dureza.

  • Uno tiene mucho que corregir en uno mismo antes de molestarse con el otro.

  • Si en el mundo no hay paz es porque nos hemos olvidado de que nos pertenecemos los unos a los otros.

¿Cuál es?

¿El día más bello? – Hoy.
¿La cosa más fácil? – Equivocarse.
¿El obstáculo más grande? – El miedo.
¿El mayor error? – Abandonarse.
¿La raíz de todos los males? – El egoísmo.
¿La distracción más bella? – El trabajo.
¿La peor derrota? – El desaliento.
¿Los mejores profesores? – Los niños.
¿La primera necesidad? – Comunicarse.
¿Lo que más hace feliz? – Ser útil a los demás.
¿El misterio más grande? – La muerte.
¿El peor defecto? – El mal humor.
¿La persona más peligrosa? – La mentirosa.
¿El sentimiento más ruin? – El rencor.
¿El regalo más bello? – El perdón.
¿Lo más imprescindible? – El hogar.
¿La ruta más rápida? – El camino correcto.
¿La sensación más grata? – La paz interior.
¿El resguardo más eficaz? – La sonrisa.
¿El mejor remedio? – El optimismo.
¿La mayor santificación? – El deber cumplido.
¿La fuerza más potente del mundo? – La fe.
¿Las personas más necesarias? – Los padres.
¿La cosa más bella de todas? – El amor.

Para aprender a amar

Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida.
Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua.
Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.
Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo.
Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos.
Cuando sufra humillación, dame una ocasión para elogiar a alguien.
Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión.
Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender.
Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.


También te puede interesar:


  • responder Violeta ,

    maravillosos mensajes que siempre nos hacen falta y encontralos aqui se agradece

    Dejar un comentario