Blog

Para tener un Buen Día

David Steindl-Rast

Compartimos el prefacio del libro «Oraciones de Despertar», del hermano David Steindl-Rast, de próxima aparición. Para ayudarnos a que cada día sea un Buen Día.


Quieres saber cómo surgieron las oraciones de este libro? Bueno, en realidad deben su existencia al video “Un Buen Día” que se encuentra en el sitio web viviragradecidos.org. Más de un millón de personas lo han visto, y a menudo en mis viajes me encuentro con alguien en algún lugar del mundo que me reconoce y me pregunta: “¿Cómo surgió su video ‘Un Buen Día’? Lo escucho todas las mañanas y me resulta una excelente forma de comenzar el día. Me encantaría saber cómo lo grabó”.

Puedo contestar esa pregunta muy fácilmente. En efecto, es la grabación más sencilla que hice en mi vida. Una mañana iba camino a una reunión de directivos de Una Red para Vivir Agradecidos en la casa de Chris Wilson, presidente del directorio en ese entonces. Al llegar a la entrada, Gary Malkin me detuvo, se presentó y me preguntó si le podía dedicar cinco minutos para una breve entrevista. Faltaban exactamente cinco minutos para la reunión, así que accedí. Gary me condujo a un estudio provisorio sobre la cochera y me preguntó: “¿Cómo podría usted, en unas pocas palabras, desearles un buen día a todas las personas del mundo?”

Me senté frente al micrófono, miré por la ventana una brillante mañana de California, y dije lo que sentía en ese momento. Cuando terminé me levanté, me despedí y me dirigí a la reunión. No hubo interrupciones, ni preguntas, ni repeticiones; tampoco Gary tuvo que cortar ni editar nada. Después, las magníficas fotos y la música de fondo aportaron mucho, pero lo que dije esa mañana quedó sin cambios. Salió de mi corazón, y por lo tanto le habla al corazón de quienes me escuchan.

¿Cómo puedo enfrentar el día con la misma actitud, cada nuevo día, más allá de cómo me sienta cuando abro los ojos? Todo depende de si tan solo abrimos los ojos o si realmente despertamos.

Esta es la respuesta que doy cuando la gente me pregunta cómo surgió el video “Un Buen Día”. Pero descubro una segunda pregunta, más importante que la primera: “¿Cómo puedo enfrentar el día con la misma actitud, cada nuevo día, más allá de cómo me sienta cuando abro los ojos?” Estas “Oraciones de despertar” buscan responder a esta segunda y más profunda pregunta. Todo depende de si tan solo abrimos los ojos o si realmente despertamos.

Las oraciones de este libro hablan de despertar en un doble sentido: despertar por la mañana, y despertar a nuestro interior, volviéndonos alertas y atentos a todo lo que la vida significa.

Estas “Oraciones de despertar” son mis propias plegarias. Yo mismo las he rezado, y ahora las pongo por escrito para quienes, como yo, quieren que cada nuevo día sea un buen día. Realmente se siente un poco extraño rezar mientras otros “escuchan”, por así decirlo. Pero después de todo, quienes guían a otros en la oración necesitan hacer eso cada vez que un grupo de personas se reúnen para orar. ¿Y acaso no estamos unidos en la oración siempre, aún cuando rezamos a solas? Nadie está solo ante el Gran Misterio, aquella Realidad tan íntimamente familiar y a la vez inexplicable que atrae la aguja de la brújula del corazón humano.

Al dirigirme a ese “Misterio Último, Fuente de mi vida”, evito la palabra “Dios”. Todo aquel a quien la invocación “Dios” le es querida y familiar, se va a sentir cómodo también con estas palabras que he elegido. Asimismo, evito que se sientan incómodos aquellos que no están familiarizados con la palabra “Dios”, y los incluyo afectuosamente. Nadie debería sentirse excluido. En el mundo de hoy, necesitamos urgentemente dos cosas: oraciones que todos podamos rezar juntos, y un gran despertar juntos.

En este sentido, “¡oremos!”. En este sentido, “¡levantemos el corazón!” hacia el Gran Secreto, el “Tú” que tenemos en común y que nos une a todos.

Hermano David Steindl-Rast



Compartiremos estas oraciones en nuestro sitio web y en nuestras redes sociales. Aquí tienes algunas de ellas, para que te acompañen en tu despertar.


MÚSICA

¡Tú, Misterio Último, Fuente de mi Vida, Océano hacia el cual todo fluye! Es a través tuyo que puedo estar en contacto con todo lo que toca mi corazón. Y nada me toca tan profundamente como la música. Gracias a la música tengo la experiencia de qué puede significar el «entenderte a Ti», aún siendo que Tú permaneces incomprensible. Comprender algo conceptualmente es totalmente diferente de entender algo, como la música, que me «atrapa». La entiendo poniéndome bajo su misterioso poder, que me desborda. Hoy me voy a proponer escuchar algo de música. De hecho, cuando dejo que ella me atrape, cualquier cosa puede tornarse misteriosa como la música. Dame valor para quitarme mis corazas y permitir ser tocado. Amén.

NUBES

¡Tú, Misterio Último, Fuente de mi Vida, Océano hacia el cual todo fluye! Ayer logré estar atento a la variedad de nubes y disfrutarlas. Hoy comienzo el día más despierto y más alegre, esperando por nuevos descubrimientos. Ayer vi nubes tenues y plumosas. Hoy quizás vea esas nubes ondulantes del verano que parecen barquitos navegando en el azul infinito; quizás vea velos traslúcidos de lluvias distantes, o una multitud de nubecitas esponjosas; bancos oscuros y sombríos iluminados por relámpagos, o nubes fluctuantes como el humo de las chimeneas. Tener más expectativas me enriquece. Que mi gozo sea mi oración en este día. Amén.

DESTINO

¡Tú, Misterio Último, Fuente de mi Vida, Océano hacia el cual todo fluye! Te doy gracias por cada hecho inesperado con que me voy a encontrar en este día. Todo lo que ocurre es una palabra que dices, y mi respuesta es la forma en que actúo ante lo que me pasa. El diálogo que resulta es esa trama compleja que llamamos destino. En él, los hechos dados y las elecciones libres están intrincadamente entrelazados. Todos los seres contribuyen en el tejido de este tapiz: contribuyen forzosamente, y contribuyen libremente. Yo también estoy co-creando las imágenes asombrosas, a veces aterradoras, a veces maravillosas, del tapiz del mundo. Haz que todo lo que haga hoy, incluso lo aparentemente insignificante, sea una atenta respuesta a Tu palabra, como la puntada consciente de la aguja de un tejedor. Amén.

Reflexiones:

  1. REPLY
    Andrea Lopetegui dice:

    Mi madre estaba en terapia intensiva; mi hermana y yo dormíamos, ya que no nos permitían ingresar a verla (ni siquiera brevemente) antes del medio día. De pronto me encontré sentada, lista para salir de la cama, con los pies buscando el calzado y todavía escuchando la voz clara y fuerte de mi madre, preguntándome: «Cómo te levantarías si supieras que vas a la fiesta más maravillosa de tu vida?» La palabra «maravillosa» forma parte de preciosas anécdotas con ella, porque la empleaba en demasía, y yo siempre le proponía el uso de sinónimos… Pero para ser breve: ella fue/es un ser maravilloso… y ese día (tempano, por la tarde) se fue a la fiesta… seguramente, más maravillosa de su vida. Lo que quiero referir es que esa fue parte de su herencia de amor: y me acompaña desde la alegría y la gratitud, cada día.

Te invitamos a compartir tus reflexiones: