Su Santidad el Dalai Lama comparte sus preocupaciones, sus esperanzas y su gratitud en este mensaje dirigido a la comunidad mundial.