Crisis y oportunidad

CRISIS Y OPORTUNIDAD
Slider

¿Podemos sentirnos agradecidos en momentos de crisis? La clave está en aceptarlo todo, lo próspero y lo adverso, como un don. ¿Y cómo puede ser la adversidad un don? “El don dentro de cada don es la oportunidad” (David Steindl-Rast). Recibir un momento de crisis como un don significa descubrir las oportunidades que esa crisis nos ofrece: oportunidad de aprender, de madurar, de cambiar, de hacer algo al respecto…

“La palabra ‘crisis’ deriva de una palabra griega que significa ‘tamizar’ o ‘separar’. Una crisis nos confronta con la necesidad de separar lo que es viable, lo que merece vivir, de aquello que tiene que morir” (David Steindl-Rast).

La vida es movimiento y cambio constante. Cada cambio, cada instancia de crecimiento implica un dejar atrás algo, un terminar, un morir a lo viejo para que surja lo nuevo. Lógicamente, el terminar y el morir son instancias dolorosas, pero ese dolor se mitiga si sabemos ver el camino que se abre con cada paso que se deja atrás.

“El fracaso es parte de la vida. Si no fracasas, no aprendes, y si no aprendes, no cambias” (Paulo Coelho). “Si aprendes de tu fracaso, entonces en realidad no fracasaste” (Zig Ziglar).

Vivir agradecidos implica saber descubrir esas oportunidades de cambio, de aprendizaje, de crecimiento que cada situación crítica encierra.

 
Después del dolor, el sabor de saber

Después del dolor, el sabor de saber

Virginia Gawel comparte reflexiones para cuando nos toque atravesar situaciones de profundo dolor: “Mientras sucede, recordemos que este dolor no es para siempre”, y también que luego de superada la crisis, “sabremos, un poco más,
Rescatemos nuestro Mediterráneo

Rescatemos nuestro Mediterráneo

El Mar Mediterráneo, que fuera sinónimo de hazañas y que inspiró a poetas y cantores, hoy se ha convertido en el escenario trágico de miles de personas que tratan de salvar sus vidas huyendo de
Cuando solo cabe ser testigos

Cuando solo cabe ser testigos

Fabiana Fondevila recoge la anécdota de una oncóloga que ilustra que cuando nos encontramos con personas que pasan por situaciones de extremo dolor, la sola presencia silenciosa puede ser una fuente de bendición.
«Nunca hay que rendirse»

«Nunca hay que rendirse»

Yusra Mardini, joven siria de 18 años, salvó su vida en las aguas del Mediterráneo, nadando 3 horas y media de Turquía a Grecia, cuando el bote cargado de refugiados comenzaba a hundirse. Ahora, en
¡Perdón por tanta crueldad!

¡Perdón por tanta crueldad!

“¡Señor, ten piedad de tu pueblo! ¡Señor, perdón por tanta crueldad!”, fueron las palabras que el Papa Francisco dejó asentadas en el libro de visitas del campo de concentración de Auschwitz, luego de recorrer las
Nuestros maestros están en todas partes…

Nuestros maestros están en todas partes…

Ante pacientes por los que “ya nada queda por hacer” un texto que muestra que hay mucho por hacer por ellos: acompañarlos en sus últimos momentos con inteligencia y sensibilidad, e incluso ser capaces de
El árbol amarillo

El árbol amarillo

El cambio de las estaciones se hace evidente en el otoño, cuando el paisaje se viste de amarillo. Elizabeth Aquino, mamá de una adolescente con discapacidad, ve representada en el repetirse de las estaciones la
Agradecidos a pesar del dolor

Agradecidos a pesar del dolor

Compartimos el testimonio de Bruce F. Singer, psicólogo dedicado al tratamiento de pacientes aquejados de dolor crónico, quien habla del poder de la gratitud como herramienta para aliviar el sufrimiento. “La gratitud no calma el
El arte de renacer

El arte de renacer

Toda crisis es una oportunidad: oportunidad de crecer, de aprender, de madurar, de llegar a ser quienes estamos llamados a ser, más allá de los condicionamientos. Hagamos de cada crisis un renacer a la vida.
El deseo más ardiente

El deseo más ardiente

No hay mayor satisfacción que lograr las metas soñadas, y no hay mayor dolor que el que causan los sueños truncos Por eso, “el deseo más ardiente es, cuando hemos fracasado en la realización de
Cuando el mundo duele

Cuando el mundo duele

¿Podemos acercarnos a las oscuridades del mundo sin caer en el cinismo ni la desazón? ¿Podemos, en cambio, redoblar el compromiso con la paz, en nuestra vida y la de todos?
Los inocentes no tienen bandera

Los inocentes no tienen bandera

Todos nos conmovimos por los atentados en París… ¿No deberían conmovernos también los miles de muertos en Siria? ¿Las víctimas de toda guerra, donde sea que se dé? Quizás deberíamos aprovechar las redes sociales no