Espiritualidad

ESPIRITUALIDAD
Slider

Suele entenderse a la espiritualidad como un conjunto de prácticas religiosas. Sin embargo, es algo mucho más profundo: la palabra “espiritualidad” proviene del latín spiritus, que significa “aliento de vida”. Por lo tanto, la espiritualidad nos habla de nuestra relación con la Vida, de nuestro “estar vivos”.

Nuestro despertar a la vida nos conducirá a la Fuente de la Vida, a aquella Realidad Última a la que llamamos Dios. Una persona espiritual es una persona plenamente viva y abierta a la trascendencia.

“¿Es usted espiritual pero no religioso?” pregunta Ken Wilber en una de sus obras. Muchos hoy responden que sí. Muchas personas profundamente espirituales no encuentran un eco a sus inquietudes en las instituciones religiosas. “Muchos que no se identifican con ninguna religión organizada, están a menudo profundamente arraigados en experiencias espirituales” (David Steindl-Rast).

El desafío de resignificar la espiritualidad consiste, por un lado, en rescatar la trascendencia y ofrecerla a un mundo que aún busca sediento el sentido de la vida, y por otro lado en devolverle a las instituciones religiosas aquella vitalidad inicial que las haga espejos de lo divino. “Es nuestra responsabilidad hacer que nuestras religiones vuelvan a ser religiosas” (David Steindl-Rast).

 

El nombre de Dios es Misericordia

El nombre de Dios es Misericordia

Con ocasión del Jubileo de la Misericordia que comenzará el próximo 8 de diciembre, el periodista Andrea Tornielli entrevistó al Papa Francisco; entrevista que saldrá publicada en enero del año próximo. El mismo Francisco escribió
Encuentro con Dios a través de los sentidos

Encuentro con Dios a través de los sentidos

Partiendo de la experiencia del amor, de un sentimiento de pertenencia universal, podemos arribar a la experiencia de Dios, a quien pertenecemos y quien nos pertenece.
La promesa de la Nueva Era

La promesa de la Nueva Era

¿Qué es la “Nueva Era”, o New Age? ¿Por qué ha sido muchas veces tan criticada? Presentamos un análisis exhaustivo e imparcial de este fenómeno, para que el lector tenga elementos de juicio.
Meditación y acción social

Meditación y acción social

¿La vida contemplativa excluye la acción social? ¿Meditar es desentenderse del mundo? El análisis del verbo “con-templar” arroja luz sobre estas preguntas. “Es elevar nuestros ojos para tratar de poner en orden nuestra vida”, dice
“Modo Dios”

“Modo Dios”

La oración nace desde nuestra realidad humana; no existe un “modo Dios” (como existe un “modo avión” en los teléfonos móviles). Si encontramos a Dios habitándonos, entonces la oración será, ante todo, una mirada atenta
En defensa del deseo

En defensa del deseo

Las tradiciones religiosas, tanto de Oriente como de Occidente, frecuentemente han visto al deseo como un obstáculo. Sin embargo, “lejos de ser poco espiritual, el deseo es el primer motor de la vida, y rechazarlo
Alma y espíritu

Alma y espíritu

¿Cuál es la diferencia entre alma y espíritu? El alma es la concreción individual del Espíritu, íntimo y a la vez trascendente. Respuesta del hermano David durante su visita a Sudamérica en 2013.
El monje en nosotros

El monje en nosotros

“El monje en nosotros se relaciona íntimamente con el niño en nosotros o, si preferimos, con el místico en nosotros todo ser humano es una clase especial de místico”. Apelando a experiencias en las que
La fe y el camino

La fe y el camino

La vida espiritual comienza cuando la vida misma nos pone ante el desafío de aferrarnos a lo conocido, o lanzarnos a lo desconocido. Esa confianza valiente que nos hace avanzar hacia lo desconocido, que nos
Espíritu vivificante

Espíritu vivificante

Celebrar Pentecostés es reconocer la presencia del Espíritu de Dios, que le da vida a nuestra vida: “El Espíritu Santo es la vitalidad de la vida, de la exsitencia, de la fe: es la posibilidad
El precio de la plenitud

El precio de la plenitud

La plenitud espiritual (llámese santidad, iluminación, nirvana, según las distintas tradiciones) no es auténtica si ella no incluye una entrega a los demás. El ascenso de la iluminación exige el descenso de la compasión. “Sabemos
Dos caminos, una verdad

Dos caminos, una verdad

Segunda parte del artículo «¿Podemos recuperar lo sagrado?» Históricamente se han dado dos formas de búsqueda de lo sagrado: la espiritualidad ascendente, que busca elevarse por encima de lo material y mundano, y la descendente,