fbpx

Blog

¡Adiós, Quino!

Fabiana Fondevila

Palabras de gratitud tras la partida del genial dibujante creador de Mafalda, quien supo como pocos reflejar el corazón humano.



“Tengo muy clara cuál es mi mayor bondad. Cada día, muchos padres me agradecen que, gracias a Mafalda, sus hijos empezaron a leer. Eso es lo mejor que he hecho en mi vida. El humor que he dibujado ha servido para algo”.

Esto dijo el maestro, con la humildad que acompaña a los lúcidos de corazón. Quienes crecimos riendo con la impunidad comercial de Manolito, sufriendo con Felipe, admirando el idealismo a todo trapo de Libertad y las preguntas filosóficas de Miguelito, ansiando ser mucho más Mafalda que Susanita, no solo entramos al mundo de la lectura de su mano.

Todos somos otros por haber crecido de su mano, iluminados por su humor, su humanidad y su esperanza.

Junto a la amada troupe, que tanto se parecía a la propia, aprendimos a mirar al mundo, a ver el absurdo de los males en perpetua repetición, de las inconsistencias de la política y los sinsentidos del universo adulto, pero siempre con una mirada que, en última instancia, rescataba y reparaba.

Una prima mayor tenía un póster de Mafalda en su cuarto. La única leyenda era la palabra “¡Pucha!” en un globo de pensamiento. Recuerdo haberle preguntado qué significaba y que ella, con el misterio de los mayores, respondiera: “Ya vas a entender cuando seas grande”. Hoy soy grande, y no sé si entiendo, pero eso es lo que siento, ante la idea de un mundo sin Quino.

Pero, está claro, es un mundo CON Quino. Todos somos otros por haber crecido de su mano, iluminados por su humor, su humanidad y su esperanza. ¡Gracias, querido maestro! Larga vida a tu mirada fiel.

Fabiana Fondevila


Joaquín Salvador Lavado Tejón (1932-2020), conocido bajo el seudónimo de Quino,​ humorista gráfico e historietista argentino. Su obra más conocida es la tira cómica Mafalda, publicada entre 1964 y 1973. Recibió múltiples reconocimientos, entre ellos la Orden Oficial de la Legión de Honor, la honra más importante que el gobierno francés le concede a un extranjero, y en España el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

quino.com.ar

Te invitamos a compartir tus reflexiones: