Responde a cada llamada que emocione a tu espíritu.

Rumi