Comunidad

Cada uno de nosotros está arraigado en el Ser único y universal, fundamento de nuestro ser particular; Ser del que provenimos y hacia el que nos dirigimos. No solo los humanos, sino todos los seres tienen su fundamento en este único Ser.

Nuestra pertenencia mutua con las demás personas y con todos los seres es un hecho; nos pertenecemos mutuamente por estar hermanados en el mismo Ser. ¿Cómo responder a esta pertenencia? Podemos negarla o ignorarla, o bien podemos aceptarla gozosamente. En esto consiste el amor: el amor es decirle “sí” a nuestra pertenencia mutua.

“Tu verdadero ser incluye a tu prójimo. Se pertenecen de manera radical. Si entiendes el concepto de ser, entonces también entiendes lo que significa pertenecer. No te cuesta nada pertenecerte a ti mismo; de manera espontánea tú te dices ‘sí’ a ti mismo en tu corazón. Pero en tu corazón tú eres uno con los demás. Amar por lo tanto significa decirle ‘sí’ con todo tu corazón a ese verdadero Ser, y actuar de acuerdo a ello” (David Steindl-Rast).

¿Podemos formar comunidades desde esta perspectiva? ¿Podemos constituir una sociedad humana en que ya no exista “yo” y “el otro”? ¿Podemos incluir en nuestra pertenencia a todos los seres de la naturaleza?

Día de Acción de Gracias

Con motivo del Día de Acción de Gracias, Br. David envía sus saludos y sus reflexiones en torno a esta celebración. Una invitación a trabajar por la unidad, trascendiendo las diferencias que nos dividen.
Leer más

Talento para amar

Para amar sanamente en toda relación necesitamos desarrollar la inteligencia emocional, vincular, e inclusive la inteligencia espiritual, porque el amor es un camino.
Leer más

Y… ¿qué hago con mis reacciones?

Entrenarse en la autoobservación permite, en aquellos momentos en que se daría una reacción automática, crear un espacio de sobriedad para no hacer siempre lo mismo. Ese espacio deja que se expresen nuevos rasgos de sí: cambiamos el guión con el que siempre habíamos actuado.
Leer más

Siempre tú

El hermano David Steindl-Rast señala la presencia de un único y gran “Tú” que subyace a todas nuestras relaciones humanas. “Cuanto más sensibles seamos a nuestro Tú interior, más íntimamente nos sentiremos conectados con los demás”.
Leer más

Re-crear nuestros vínculos: el amor voluntario

La palabra “voluntad” parece no estar asociada al amor. Sin embargo, en todos los vínculos es necesario mucho más que lo espontáneo. Se trata de, deliberadamente, ejercer actitudes de cuidado, de ternura, de empatía profunda, de compañerismo humano.
Leer más

Reciprocidad y bondad

“No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”. Casi todos los actos de crueldad están vinculados con la omisión de esta enseñanza simple y universal. Por el contrario, poniéndola en práctica aún en los gestos más simples, podemos construir un mundo mejor.
Leer más

Pensamientos sobre la amistad

¡Hoy es el Día del Amigo! En este artículo recordamos el origen de esta celebración, y ofrecemos algunos pensamientos para reflexionar y compartir con tus amistades.
Leer más

El cuarto portal

Las palabras tienen poder: poder para alegrarnos, poder para lastimarnos, poder para adormecernos y poder para despertarnos. ¿Cómo encauzar el poder de la palabra hacia el bien?
Leer más

Nying-Je, el sentimiento esencial

Las oscuridades del ser humano aparecen cuando se pierde contacto con el sentimiento esencial, la compasión, o lo que para los tibetanos es el Nying-Je. El Dalai Lama sostiene que cultivar este sentimiento es más eficaz que todas las leyes que puedan dictarse.
Leer más

La comunicación no violenta

Marshall Rosenberg ofrece consejos prácticos para lograr una comunicación no violenta. Valiosas lecciones para mejorar nuestra comunicación con los demás, basándola en la sinceridad y la empatía. “Cuanto más conectemos nuestros propios sentimientos y necesidades, más fácil será que los demás respondan a ellas de forma compasiva”.
Leer más

Meditación en las Naciones Unidas

Pronunciadas en 1975, estas palabras tienen hoy aún mayor vigencia. Con ellas, el hermano David cerró un acto en las Naciones Unidas que reunió a líderes espirituales de todo el mundo, entre ellos la Madre Teresa de Calcuta. “El espíritu humano es uno. Silenciosamente, echemos raíces en sus profundidades. Allí reside la única fuente de paz posible”.
Leer más

El precio de la paz

El hermano David afirma que para lograr la paz mundial necesitamos cultivar un sentido de pertenencia universal, en el que ya no existe el “nosotros” y “ellos”: todos somos uno.
Leer más