English   |     Deutsch   |     Português   

Un día agradecido

Presentamos una nueva versión del video del hermano David “Un buen día”, con nuevas imágenes en alta definición. Las claves para vivir día agradecido… Para disfrutar y compartir.


Hace diez años, el hermano David Steindl-Rast grabó el video “Un buen día”, en el que nos habla del agradecimiento como clave para vivir bien cada día de nuestra vida, y que ha sido visto más de un millón de veces. Presentamos ahora este mismo mensaje de gratitud en un nuevo video con imágenes en alta definición. Escuchar las palabras del hermano David y contemplar estas hermosas imágenes pueden conducirte a vivir más plenamente cada día. ¡Te invitamos a disfrutar del video y a compartirlo!

Texto completo del video

¿Crees que éste es un día más en tu vida? No, no es un día más. Es el único día que se te da. Hoy. Es un regalo. Es el único regalo que tienes en este momento, y la única respuesta apropiada es la gratitud.

Si aprendes a responder al regalo de este día como si fuera el primer día de tu vida, y el último día de tu vida, entonces habrás aprovechado tu día muy bien.

Comienza por abrir los ojos, ¡y sorpréndete de que tienes ojos que puedes abrir! Sorpréndete del increíble despliegue de colores que se nos ofrece constantemente para nuestro deleite.

¿Crees que éste es un día más en tu vida? No, no es un día más. Es el único día que se te da. Hoy.
Mira al cielo.
Muy pocas veces miramos al cielo. Muy pocas veces notamos lo diferente que es minuto a minuto, con nubes que van y vienen. Abre tus ojos y contempla el cielo.

Mira los rostros de las personas con quienes te encuentras. Cada una de ellas tiene una increíble historia detrás de su rostro. No sólo sus propias historias, sino también las de sus ancestros. Toda esa vida que se transmite a través de generaciones y que viene de tantas partes del mundo, fluye y se encuentra contigo, como un torrente de agua que da vida con solo abrir tu corazón para beber de ella.

Abre tu corazón a los dones increíbles que la civilización nos ofrece. Accionas una llave, y tienes luz eléctrica. Abres un grifo, y tienes agua caliente y fría, y agua potable, algo que millones y millones en el mundo nunca podrán experimentar.

Espero que puedas abrir tu corazón a todas estas bendiciones, y que las dejes fluir a través tuyo, para que todo aquel con quien te encuentres en este día se vea bendecido gracias a ti, con tu sola presencia. Deja que la gratitud se derrame en bendiciones alrededor tuyo. Entonces este sí será realmente un buen día.

Hermano David Steindl-Rast


Dejar un comentario