Quiénes somos | Artículos | Actividades

Las religiones se unen para erradicar la esclavitud y la trata de personas

Bajo la campaña “Global Freedom Network”, el pasado 17 de marzo se firmó en el Vaticano un acuerdo entre representantes de las grandes religiones mundiales contra la esclavitud y la trata de personas. Se trata de una iniciativa a la que se irán sumando otros líderes, Gobiernos y empresas.

FirmaContraTrataPersonas

Intervinieron y firmaron el acuerdo:

– como representante del papa Francisco, el canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Academia de las Ciencias Sociales, Mons. Marcelo Sánchez Sorondo;
– en representación del Gran Imán de Al-Azhar, Egipto, el Dr. Mahmoud Azab;
– en representación del arzobispo de Canterbury, el reverendo David John Moxon;
– el fundador de la Walk Free Foundation, Andrew Forrrest.

La declaración común de los firmantes del Global Freedom Network ha evidenciado la violenta capacidad destructiva de la trata de seres humanos en todo el mundo y para el 2020 se ha pedido la erradicación de dicho comercio. Este ha sido el objetivo marcado hoy en el Vaticano.

El acuerdo sin precedente ha sido firmado en la sala de prensa del Vaticano y los organizadores han invitado a las otras Iglesias cristianas y confesiones religiosas del mundo a adherir a la iniciativa y a sostenerla. El Global Freedom Network es una asociación abierta y otros líderes espirituales serán invitados, indicaron en la presentación.

“La esclavitud moderna y la trata de seres humanos son un crimen contra la humanidad. La explotación física económica y sexual de hombres, mujeres y niños condena a millones de personas a la deshumanización y a la degradación”. Por ello indica el documento: “Cada día que sigamos tolerando esta situación, violamos nuestra humanidad común y ofendemos la conciencia de todos los pueblos”.

En el primer año -indica el acuerdo- se desarrollarán diversos planes, entre ellos invitar:

– a todas las religiones para que vigilen que sus cadenas de suministros e inversiones no incluyan las formas de esclavitud moderna y para tomar medidas correctivas si fuera necesario;
– a 50 grandes empresas multinacionales cuyos directores generales son personas de fe y de buena voluntad, para asegurar que sus cadenas de suministro no incluyan las formas de esclavitud moderna;
– a 162 gobiernos para que respalden públicamente la creación del Fondo Global para acabar con la esclavitud;
– a 30 jefes de Estado que lo apoyan públicamente antes de finales de 2014. Se invitará además al G-20 a condenar la esclavitud moderna y la trata de seres humanos y adoptar la iniciativa contra la esclavitud y la trata de personas, así como a apoyar al mencionado Fondo Mundial.

El cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, presente en entre el público fue invitado a decir unas palabras. Turkson indicó que este camino inició con una experiencia de una joven en Nepal que, impresionada al ver casos de este tipo invitó a su padre, el fundador de la Walk Free Foundation, Andrew Forrrest, a proponer una iniciativa en este sentido. Recordó que la trata de personas es un fenómeno más común de lo que se inmagina, y que existe incluso en países desarrollados con mucha población anciana, que necesita de personal que los cuide, “y por allí puede comenzar también la trata de personas”, dijo.

Dejar un comentario