Quiénes somos | Artículos | Actividades

Patagonia, parte 1: Detenernos, mirar, actuar

Rodeado de la belleza de los amancays en flor, el hermano David nos habla de la gratitud como secreto de la felicidad. Nos recuerda los tres pasos que pueden ayudarnos a valorar el momento presente, y así vivir agradecidos: detenernos, mirar y actuar. Detener la rutina diaria, mirar para apreciar los dones que recibimos, y actuar valiéndonos de ellos.



Extractos de la charla

Algo que todos los seres humanos deseamos, lo que realmente queremos, es lograr ser felices todo el tiempo, tener una felicidad permanente, vivir llenos de alegría. Para ello existe un secreto, el cual consiste en ser agradecidos.

¿Cómo podemos aprender a ser agradecidos, no solo en momentos como éste, cuando todo es hermoso, sino en todo momento?

La gratitud brota espontáneamente ante un regalo que reúne dos condiciones: que sea algo realmente gratuito, y que sea algo valioso. Ahora bien, el regalo más valioso que podemos recibir es el momento presente. Si no tuviéramos este momento presente, no podríamos tener nada más.

Si somos conscientes de ello, y vivimos cada momento de nuestras vidas tomando conciencia de que el mayor regalo nos es dado ahora, y ahora, y ahora… entonces viviremos agradecidos.

Para ser siempre conscientes del momento presente existe un método, el cual consiste simplemente en detenernos, mirar y actuar. Si no nos detenemos, pasamos por alto el presente. Nuestra mente suele estar preocupada por el futuro o atada al pasado, y así perdemos de vista el presente. Por eso necesitamos detenernos.

Al detenernos, damos el segundo paso: miramos, y así podemos ver todo que se nos da en este momento.

El tercer paso es actuar, es decir, hacer algo con lo que se nos da. Sobre todo, el actuar significa disfrutar de lo que el presente nos ofrece. Estos tres pasos deben darse juntos: detenernos, mirar y actuar. Éste es el secreto para vivir agradecidos.


  • responder Gabriel Bernardo Choclin ,

    GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!!!

    • responder marisa ,

      es esperanzador poder de forma sencilla acceder a una buena vida, mas alla de todo gracias… gracias gracias

      Dejar un comentario