Quiénes somos | Artículos | Actividades

Patagonia, parte 2: ¿Por qué?

Toda persona tarde o temprano se enfrenta con los grandes interrogantes de la vida: ¿Por qué? ¿Qué? ¿Cómo? La primer pregunta, el ¿por qué? nos conduce al Silencio del cual provienen todas las cosas, y que en última instancia es Misterio, el cual no podemos comprender, sino solo confiar en él.



Extractos de la charla

El detenernos, mirar y actuar consiste en una interacción dinámica con la vida, momento a momento. Nos detenemos para ser conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor; miramos para ver lo que el momento presente nos ofrece, y respondemos actuando con todo nuestro empeño, con pleno entusiasmo.

Al detenernos para observar la realidad, necesariamente nos plantearemos las tres grandes preguntas que todo ser humano debe afrontar en su vida: ¿Por qué? (¿Por qué existe todo lo que existe?) ¿Qué? (¿Qué es cada cosa que me rodea?) ¿Cómo? (¿Cómo debo vivir?)

Nos puede ocurrir que vivamos “en la superficie” durante mucho tiempo, pero tarde o temprano algo hará que nos detengamos y nos preguntemos: “¿Por qué me ocurre esto? ¿Quién soy? ¿Por qué, en definitiva, existe lo que existe?”

Este por qué nos conduce a una profundidad que es insondable, ya que no existe una respuesta cabal para el por qué. Podemos preguntar por qué, y por qué, y por qué, y adentrarnos cada vez más profundamente en la existencia y en la realidad, y así llegamos al silencio, allí donde ya no hay palabras, donde ya no hay respuestas.

A este silencio podemos llamarlo oscuridad, o bien la nada, pues allí no hay ninguna cosa. Detrás de cada cosa se esconde el “¿por qué?”; detrás de cada uno de nosotros también, “¿por qué?” Toda la realidad desemboca en este silencio insondable.

Dejar un comentario