Compartimos aquí las reflexiones de Hugo Mujica sobre el evangelio dominical.

El perdón, nueva creación

El perdón, nueva creación

“Así se inicia la nueva creación, con el anuncio de que somos perdonados perdonándonos, con el anuncio que no una vez sino setenta veces siete podemos volver a comenzar”. Reflexiones de Hugo Mujica.
Leer más
Ser testigos

Ser testigos

Ser testigos de Dios no es un privilegio sino una responsabilidad. Somos hechos sus testigos desde nuestra misma constitución humana, constituidos como apertura a los demás.
Leer más
Dios en carne viva

Dios en carne viva

La historia de la Navidad es revelación del Dios que hace suyo lo humano para mostrarnos lo divino de la humanidad. “Navidad es la fiesta de la humanidad de Dios, y por eso, de la sacralidad de toda carne humana, lo sagrado de toda creación”.
Leer más
El lugar de la espera

El lugar de la espera

Adviento significa espera, y hay un lugar de la espera por antonomasia: allí donde están los que esperan justicia, alimento, abrigo allí donde precisamente Dios mismo se manifiesta, allí donde Dios espera que seamos adviento para los demás.
Leer más
Búsqueda mutua y liberación

Búsqueda mutua y liberación

Dios busca al hombre, el hombre busca a Dios. Del encuentro nace la liberación humana: Dios nos libera del encierro egoísta, “entra para sacarnos, para librarnos, para desde nosotros entrar en los demás, para arrastrarnos hacia los otros”.
Leer más
Desnudos ante Dios

Desnudos ante Dios

Hugo Mujica comenta la parábola del fariseo y el publicano, una imagen que “nos sitúa en la soledad de cada hombre en la soledad de Dios”. Una parábola que advierte el peligro de hacer de Dios un simple espejo donde nos miramos a nosotros mismos.
Leer más
Perseverancia y oración

Perseverancia y oración

Hugo Mujica comenta la parábola de este domingo. “Cuando se ama a través del tiempo, cuando es hacia Dios, cuando no tiene ni tendrá fin, se le llama perseverancia, y esa perseverancia se manifiesta y se alimenta en la oración”.
Leer más
Pan que se entrega

Pan que se entrega

“Dios no es Dios por estar por encima de todos; lo es porque no se separa de nadie. Como el pan cotidiano de nuestras mesas, como Cristo, el pan de vida de nuestras vidas. Hoy celebramos la cotidianidad: pan y vino, alimento y celebración”.
Leer más
Celebrar la eternidad de la vida

Celebrar la eternidad de la vida

La Pascua, en su significado original y más profundo, es la celebración de la eternidad de la vida, manifestada en múltiples formas de renacer. “Creer en la resurrección es creer que el mismo Dios que creó al mundo de la nada puede crear de la muerte la eternidad”.
Leer más
Inconmensurable entrega

Inconmensurable entrega

La muerte de Jesús nos muestra la radicalidad de la encarnación, que desciende al abismo de nuestra finitud. “Desde entonces el dolor humano tiene sentido. En el dolor, como en la muerte, está también Dios, un Dios tan humano que sufrió y que murió”.
Leer más
Encarnar la transfiguración

Encarnar la transfiguración

En el pasaje de la Transfiguración, Jesús nos enseña que la contemplación no consiste en contemplar a Dios, sino mirar lo que Dios mira: la necesidad de los demás.
Leer más
Un pesebre, una noche y una estrella

Un pesebre, una noche y una estrella

Un pesebre, una noche y una estrella La historia de la Navidad es ante todo una revelación: revelación del Dios que hace suyo lo humano para mostrarnos lo divino de la humanidad. “Navidad es la fiesta de la humanidad de Dios, y por eso, de la sacralidad de toda carne humana, lo sagrado de toda creación”.
Leer más